Category

Guias

Category

¿Qué puede ser más placentero que darle el pecho a tu bebé y alimentarlo?

¿Existe acaso una tarea que te conecte más con tu bebé?

Tanto las mujeres que son madres como aquellas que no lo son, saben, simplemente por su relación madre-hija, que ese momento deja una marca para siempre y nada lo puede igualar.

Dar el pecho es un proceso totalmente natural que beneficia a la mamá y al bebé, y la leche materna es la mejor forma de alimentar al niño. Todo lo que haga y sienta la mamá se transmite a través de esta experiencia y por eso es muy poderosa. Ningún producto puede igualar la fórmula de la leche materna.

Las vitaminas y los nutrientes que ofrece la leche de la madre son únicos y difíciles de reemplazar, aunque se añadan químicos y fórmulas, la leche materna es la única 100 % completa.

Beneficios de la leche materna para el bebé

  • Los efectos que tiene la leche materna sobre el bebé son muchos, principalmente, logra que el niño crezca sano, con las vitaminas necesarias para que se desarrolle fuerte y contenga las sustancias necesarias para evitar desarrollar bacterias nocivas en el intestino, las cuales pueden provocar infecciones gastrointestinales.
  • La leche materna le aporta al bebé proteínas, grasas, vitaminas, lactosa, minerales, hierro, agua y enzimas en las dosis apropiadas para un desarrollo óptimo.
  • La leche materna es limpia y no contiene bacterias, además, tiene propiedades anti-infecciosas.
  • La leche que proviene de la madre tiene la temperatura que necesita el bebé, no necesita prepararse o modificarse y siempre está disponible para alimentarlo.
  • Los bebés que se alimentan con la leche materna tienen menos riesgos de contraer enfermedades, como diabetes, cardiopatías, asma, eccemas y alergias a lo largo de su vida.
  • La lactancia potencia el lazo emocional entre el bebé y la madre, brinda cariño, amor, afecto y calidez.
  • Los bebés prematuros que se alimentan con leche materna tienen menos riesgos de desarrollar neterocolitis necrosante (ECN).
  • Los bebés que toman leche materna también tienen menos riesgos de desarrollar infecciones de oído, de contraer enfermedades respiratorias, alergias, cáncer, diabetes infantil y obesidad.
  • Con el alimento de leche materna, el bebé desarrolla mejor su cerebro, la agudeza visual y los sentidos en general.
  • Los bebés que se amamantan tienen menos riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Beneficios para la mamá

  • Las mamás tienen menos riesgo de tener hemorragias posparto y anemia.
  • Las mamás recuperan su figura y su peso normal con más rapidez.
  • La lactancia retrasa la recuperación de la fertilidad.
  • Con la lactancia se reducen los riesgos de contraer cáncer de mama, de ovarios y osteoporosis.
  • Las madres que amamantan a sus bebés logran una mayor confianza y se adaptan mejor a sus bebés.
  • Las mamás que dan el pecho a sus bebés también ahorran energía, tiempo ¡y dinero!
  • Las mamás que amamantan también son más sanas, al igual que los bebés que toman leche materna.

La lactancia también es beneficiosa para la sociedad

Además de los beneficios que reciben la madre y el bebé, la lactancia también ha demostrado tener ventajas para desarrollar una sociedad más eficiente.

Existen muchas investigaciones que comprueban que la lactancia ahorra costos de atención médica debido a una mejor salud general de los lactantes. Esto, que parece un dato menor, si se multiplica por la cantidad de habitantes en una sociedad, dará como resultado un beneficio a nivel nacional.

Y, gracias al resultado en sus organismos, los bebés que se alimenten con leche materna, tendrán una vida laboral más productiva, las mamás se ausentarán menos de sus trabajos debido a la salud óptima de ellas y de sus bebés, los empleadores tendrán menos costos médicos y la cadena es interminable… Toda la sociedad termina beneficiándose gracias a la lactancia. Pero también tiene un impacto en el medio ambiente. La lactancia permite que se produzca menos basura y desechos plásticos comparado con lo que se produce al utilizar leche de fórmula.

El proceso de amamantar

Sin embargo, uno de los mayores beneficios de amamantar y de alimentarse con leche materna es la conexión que se establece con el contacto cotidiano, la intimidad y el afecto que se generan a través del proceso, y que permite una relación más saludable entre madre e hijo.

Sacaleches

La madre logra conocer más a su bebé. Por otro lado, la leche materna va cambiando con el tiempo para satisfacer las necesidades del bebé. En un principio, comienza a producirse a los tres o cinco días del parto, con la cantidad exacta de grasa, azúcar, agua y proteínas necesarias para el desarrollo del bebé. Luego, la leche será menos espesa, aunque con los nutrientes y anticuerpos necesarios.

En muchos casos, es más fácil para los bebés digerir la leche de fórmula, pero, en otros casos, los bebés tardan en adaptarse a este tipo de leche y les puede traer problemas digestivos. Así y todo, la leche de fórmula nunca tiene la misma calidad que la leche materna. La leche materna es especialmente beneficiosa para los bebés prematuros, ya que éstos necesitan todo el contenido energético que les pueda brindar la mamá y los nutrientes que vienen con la leche para superar los inconvenientes del parto y las deficiencias en el desarrollo.

Productos que ayudan con la lactancia

El período de lactancia es un momento especial en la vida que muchas mujeres no quisieran dejar. Sin embargo, muchas veces la madre se ve afectada por molestias que resultan del proceso.

sacaleches Medela Extractor Swing madre
Sacaleches Medela Extractor Swing

En algunos casos, la madre tiene problemas en los pezones, como irritación, agrietamiento, sequedad, dolor y otros inconvenientes. Afortunadamente, existen productos en el mercado que permiten hacer la tarea de amamantar mucho más fácil, rápida y eficaz en todo sentido.

Productos como los sacaleches o extractores de leche materna son considerados una gran innovación en la industria, que ayudan a las mamás a disfrutar mucho más de esta experiencia, y además hacerlo obteniendo los mejores resultados, tanto para ellas como para los bebés.

Algunas empresas que se dedican a colaborar con el cuidado de la madre y el bebé en el período de lactancia han desarrollado productos de última generación que permiten que la mamá extraiga la leche en cualquier momento, en cualquier lugar, discretamente, por medio de un aparato sencillo.

Estos aparatos consisten en un biberón con un dispositivo o manija, según qué tipo de producto sea, que permite extraer la leche rápidamente mediante el bombeo. Existen en el mercado productos muy sofisticados, como aquellos que extraen leche de ambos pechos al mismo tiempo, también están los simples y, por supuesto, los manuales. Estos productos también son un beneficio de la lactancia en los días que corren porque hacen la experiencia mucho más enriquecedora para ambos.

Sacaleches manuales

Los sacaleches o extractores manuales son productos que colaboran con el proceso de la lactancia.

Philips Avent Confort madre
Sacaleches Manual Philips Avent Confort

Si bien no son productos sofisticados ni de última generación, ya que el trabajo se hace manualmente, permiten facilitar la extracción de la leche en cualquier lugar de manera discreta y tener preparada la leche para el bebé en cualquier momento.

Sacaleches eléctricos

Los productos de esta clase, eléctricos, son toda una innovación en la actualidad. Básicamente, el proceso lo realiza el aparato, ya sea en un pecho o en ambos al mismo tiempo, todo dependerá de qué tipo de producto utilices.

Además de todos los productos que ofrece el mercado y los accesorios para hacer la tarea lo más sencilla posible, cada vez se desarrollan más cosas para cuidar la salud del bebé y la mamá en el período de lactancia. La industria ofrece innumerables opciones para que la tarea se realice fácilmente, rápido, con la mejor calidad posible y disfrutando de cada momento. Las ventajas de estos productos para extraer leche es que permiten hacer la tarea más eficaz y el bebé continúa tomando la leche materna con todos sus nutrientes y vitaminas para crecer sano y fuerte.

Este es el motivo por el cual los extractores de leche son altamente recomendables. Por medio de su uso, tú podrás disfrutar mucho más de la lactancia y tu bebé recibirá todo lo que necesita para tener una vida placentera. Sin duda, los sacaleches han sido un adelanto muy productivo para la sociedad, ya que proporcionan todos los beneficios que necesitan las madres y los bebés, pero por medio de un trabajo mucho más relajado, seguro, saludable y veloz. Las mamás que desean amamantar y suelen tener problemas en sus mamas, pueden utilizar estos productos con total tranquilidad, ya que tienen un sistema diseñado para proteger al bebé y para proteger los pechos.

Productos Medela

Dentro de la gama de extractores de leche materna, existen algunos que son más sofisticados que otros, otros son más recomendados y más eficaces.

Los productos de Medela se caracterizan por cumplir con todas las normas de seguridad y calidad necesarias para que el proceso de lactancia tenga los mejores resultados. Medela ofrece distintos tipos de sacaleches de alta calidad y ha sido premiada por su investigación e innovación.

Ya sabes, si necesitas un producto para extraer leche materna, Medela te puede ofrecer los mejores con una amplia variedad.

También puede interesarte esta comparativa de vigilabebés.

Vas a ser madre y aún no estás convencida o enterada de todas las posibilidades y beneficios de la lactancia materna para tu bebé. Consideras que es importante, pero quizá tienes excesivo dolor, problemas en el flujo de la leche o cualquier otra complicación.

O no tienes todo el tiempo que necesitas para poder alimentar siempre a tu bebé desde tu pecho, ya que debes trabajar o atender muchos otros asuntos.

O quizá te da miedo.

Todas estas preocupaciones o creencias pueden ser comunes en cualquier mamá, especialmente en las primerizas, ya que el abanico de posibilidades para cuidar y mimar a tu bebé es realmente amplio. El producto por excelencia para resolver cualquiera de esos inconvenientes sin limitar a tu bebé de la leche materna son los sacaleches, también conocidos como extractores de leche.

La lactancia es un tema primordial para la salud y cuidado del bebé. Estudios han confirmado que la leche materna ofrece ventajas que las leches convencionales no otorgan con tanta facilidad para tu bebé; otros también sugieren que el vínculo emocional e instintivo que los niños desarrollan al ser amamantados no es comparable con ninguna otra actividad. De cualquier manera, hoy en día, se busca promover la lactancia desde la comodidad y el gusto de las madres, ofreciendo alternativas para hacer que realmente disfrutes la experiencia.

Existen dos tipos principales de sacaleches: manual y eléctrico.

Y entre esa tipología muchas son las marcas y modelos que tratan de competir por ser el mejor sacaleches, de acuerdo a las necesidades y al estilo de vida de cada madre. No todos los sacaleches serán absolutamente óptimos para ti: hazte las preguntas correctas antes de empezar y determina cuál es tu objetivo para adquirir el sacaleches ideal: quieres potencia, quieres comodidad, quieres efectividad, quieres todo en uno o quieres la mejor oferta sin gastar demasiado.

Sacaleches manual Philips Avent Confort
Sacaleches manual Philips Avent Confort

Al momento de querer adquirir cualquiera de estos, necesitarás consideras diversos factores que te ayuden a escoger el más adecuado para ti, según tus gustos, demandas y limitaciones. Tu criterio e intuición juegan un papel importante porque este tipo de productos está vinculado con la alimentación de tu bebé y tu comodidad como madre, especialmente si estás muy ocupada siempre.

Sin duda, un aparato como este puede llegar a ser esencial en tu vida de mamá.

Por ello, te invitamos a considerar esta serie de factores relevantes que debes mirar para escogerlo:

1. Modo de funcionamiento

Al tratarse de un aparato que tiene contacto directo con un área delicada de tu cuerpo, como los pechos, justo en el período de postparto, este factor es uno de los primeros que tienes que conocer de cada producto.

Dedícate a entender cómo funciona, cómo es el proceso que realiza y cómo es la manejabilidad. Indagar y conocer todos los detalles te permitirá tener una idea muy clara de cuál sacaleches te hará menos daño al momento de la lactancia o cuál de ellos tendrá mayor eficiencia, en caso de que tengas algún problema con el flujo, por ejemplo.

El modo funcionamiento incluye la complejidad en su uso, así como la potencia que tiene (especialmente en sacaleches eléctricos), cómo es el proceso de extracción de la leche, cuál es el ritmo de este proceso, en qué tipo de recipiente cae durante la extracción, cómo funciona la válvula, cómo evitar que se obstruya, qué se debe hacer primero y qué se debe hacer después, etc.

Medela Extractor Swing madre

Un factor colateral de su nivel de intensidad es el nivel de ruido que hace. Te recomendamos consultar si el aparato, bien sea manual o eléctrico, produce mucho ruido, ya que un funcionamiento discreto hará la experiencia más grata y amplía tus posibilidades de usarlo en distintos ambientes sin que nadie se dé cuenta.

2. Tecnología patentada

Al ser un producto tradicional, la innovación y tecnología que tenga detrás realmente puede marcar la diferencia, especialmente si esta está comprobada o patentada por algún tipo de investigación o prueba de verificación de la que la marca pueda alardear. La tecnología puede encontrarse en su sistema de extracción, su funcionamiento o la regulación del mismo para maximizar los resultados.  Normalmente esta tecnología patentada puede identificarse con facilidad si se trata de una marca reconocida, ya que en productos de bebé la calidad de una línea de productos se va asentando con la confianza de compradoras durante muchos años; es común que una marca reconocida tenga mayor aval tecnológico en cuanto a funcionamiento y diseño se refiere.

Pensar en el componente tecnológico también nos lleva a indagar en la línea de productos para la lactancia materna que pueda tener cada marca, puesto que puedes hacer una comparativa de modelos que completará tu búsqueda para analizar cuáles son las innovaciones de los modelos más nuevos y modernos de cada línea.

Fíjate también si dispones de suficiente información del fabricante en términos de uso, página web informativa, manuales o vídeos explicativos y atención al cliente ya que así puedes resolver cualquier duda o inconveniente previo o después de tu compra.

3. Niveles de intensidad

Los sacaleches convencionales, por ejemplo, tienen un tipo de intensidad regulada manualmente, lo cual puede ser ventajoso para cuidarte a ti misma del dolor pero también lo hace más agotador.

Los sacaleches eléctricos, al usar tecnología, suelen probar los niveles de intensidad que aporten más ventajas a la madre. Sin embargo, cada persona es distinta y tiene una tolerancia menor o mayor al dolor, así como una capacidad de extracción de leche mayor o menor.

Philips Avent Confort manula

La intensidad muchas veces está íntimamente relacionada con la productividad durante la extracción. Procura consultar si el aparato que deseas adquirir tiene la capacidad de regular la intensidad y cómo esta intensidad influye en el ritmo de la extracción, para hacerte una idea más clara de cuánto tardarías y cuanto esfuerzo implicaría. Comprueba su rendimiento si le das un uso frecuente y cuánto tiempo podría soportar un ritmo moderado o elevado de uso, en caso de que esto sea lo que necesites.

Pide detalles específicos sobre todo lo que pueda influir en la intensidad y el ritmo de trabajo de un sacaleches, así como los niveles de presión de la succión sobre tus pezones. Pide promedios de mililitros de extracción tras cada uso, como un valor referencial. También deberías consultar este punto con tu médico, para obtener una segunda opinión especializada sobre cuál modelo usar en función de sus niveles de intensidad.

4. Diseño

Aunque parezca un factor superficial, el diseño es importante porque te da pistas sobre la comodidad y practicidad que pueda darte.

Presta especial atención a su tipo de diseño, si es compacto o no. Cuál es su tamaño y cuánto espacio ocupa, dado que tendrás muchos otros productos para tu bebé y te conviene ahorrar espacio. Ten en cuenta su peso, porque si es muy pesado quizá te sea complicado transportarte con él o usarlo con la regularidad que deseas. Por otro lado, la adaptabilidad de su diseño influye en la comodidad al usarlo y la postura que adquiera. Debes fijarte si tiene un diseño amigable y cómodo al usar, con cojines, soportes y almohadillas que mejoren la postura, no lastimen tu pecho y estimulen, de algún modo, la lactancia.

Presta atención a si es un diseño rígido o desarmable, simple o complejo, dado que de esta descripción depende la facilidad para la esterilización y limpieza de cada una de sus partes. Este punto es de suma importancia porque es una de las tareas que más debes cumplir a cabalidad: todas las piezas deben mantenerse secas y ser limpiadas tras su uso, para evitar que los residuos de leche se sequen y produzcan bacterias que contaminen futuras extracciones.

Del diseño de su modelo también depende los tamaños de las piezas que deben adaptarse a tu cuello, como el embudo de extracción. Puedes consultar al fabricante si dispone de distintos tamaños para el embudo para la extracción. Si no escoges el tamaño ideal para que el pezón de tu pecho quede en todo el centro del embudo, esto puede incidir en el funcionamiento, puede causarte dolores y traer muchos problemas en el futuro. También puedes consultar si el modelo de tu preferencia viene con un sistema simple de extracción o doble, para extraer leche materna de ambos pechos simultáneamente.

5. Precio

El precio siempre es algo importante al momento de adquirir cualquier producto. Si bien, cuando se trata de nuestros hijos, se paga lo que se deba pagar, en el mercado de sacaleches los precios pueden variar mucho sin poner en tela de juicio la calidad del aparato. La mayoría de las veces pagas más por tener accesorios, potencia y tecnología que otro sacaleches no tiene.

En general, los sacaleches más económicos son los manuales, los más modestos de este tipo rondan los 20 euros, luego, puedes encontrar otros bastante cómodos con un precio aproximado de 30 euros y otros de mayor renombre por 50 euros. En el caso de los eléctricos,

  • los más económicos rondan los 35 euros,
  • los de gama media están entre 50 a 90 euros,
  • mientras que aquellos con tecnología de punta oscilan entre 100 a 125 euros.

6. Materiales con que está fabricado

Una de las características que debes vigilar con atención en cualquier producto que vaya a tener contacto directo con la alimentación de tu bebé es que esté fabricado con materiales que estén libres de productos químicos (como, por ejemplo, el Bisfenol-A (BPA) en el policarbonato) que pueden ser nocivos para su salud.

Es recomendable que te preguntes no solo sobre el material del que está hecho, sino también si está libre de cualquier sustancia o producto nocivo para el bebé.

Actualmente, no suele haber ningún sacaleches que no tenga cuidado con este aspecto; pero no está de más hacer la investigación y las preguntas pertinentes: ¡la salud de tu bebé es de suma importancia!

7. Accesorios

Los accesorios y, en general, todos los componentes que acompañan a tu producto pueden ser transcendentales al momento de decantarte por uno u otro modelo.

Esto se debe a que un sacaleches, que cumple principalmente una misma función siempre, debe estar acompañada de elementos que hagan que esta función genere muchos más beneficios y comodidades para ti o, incluso, para tu bebé.

Youha partes

Debes prestar atención al tipo de embudo o filtro, el tamaño de la válvula, la capacidad de evitar obstrucciones, el cableado o conductos, el biberón o envase en el que se deposita la leche, el adaptador, etc. Así como consultar por repuestos, membranas de silicona, kits de biberones, tetinas para el bebé, bolsa para transportarlo, tapas, bandoleras colgantes, sujetadores o tops especiales y cualquier otra innovación que pueda facilitar el proceso de extracción, conservación de la leche materna, esterilización y limpieza de las piezas.

8. Sistema de alimentación (con cable o con batería)

Este factor solo aplica si quieres usar uno eléctrico.

De ti depende si prefieres un sacaleches con cable o inalámbrico, piensa en tus necesidades y en los momentos que realmente lo usarás; a veces solo tiene un tipo de sistema de alimentación y eso puede limitar tu capacidad de uso o la potencia del mismo. Consulta el tipo de sistema de alimentación, si trae su adaptador para la corriente o cuál tipo de baterías utiliza, incluyendo el tipo de marca más recomendada. Vigila los voltajes y comprueba que en casa tienes tomas de corriente con suficiente capacidad.

Comprar el sacaleches ideal

Cuando vayas a adquirir el sacaleches que más te agrade, ten en cuenta estas ideas y criterios para determinar aspectos de calidad y practicidad en los productos favoritos.

Las decisiones de compra no deben hacerse de forma acelerada: es un producto dedicado a consentir y cuidar tanto a tu pequeño como a ti. Lee cuanto puedas y compara cada factor, dándole la prioridad que creas que tenga cada uno de ellos.

Recuerda fijarte con atención en aspectos técnicos como la tecnología y el funcionamiento, así como en el diseño y los materiales de fabricación.